(Extracto del libro SPEED MARKETING)

Starbucks es un modelo de empresa en la que todos los emprendedores con ganas de romper el mercado deberían inspirarse: una idea original, diferente, magistralmente ejecutada y que ha experimentado un crecimiento espectacular. ¿Hay quién dé más? Vamos a ver cómo ha conseguido la cadena estadounidense crear verdaderos ‘adictos’ a su marca y una conexión emocional entre el cliente y sus establecimientos, a través de una estrategia de marketing sensorial. Por expresarlo de una forma mucho más gráfica: ¿cómo ha conseguido que sus clientes estén dispuestos a pagar tres euros por un producto que en la acera de enfrente cuesta uno? Pincha AQUÍ

 

Anuncios