Marketing para emprendedores

Sé rápido, sé audaz… Técnicas para triunfar en los negocios con el 'Speed Marketing'

ESTRATEGIA DE ÉXITO: ¿POR QUÉ NO CAMBIAR LOS MOMENTOS DE CONSUMO?

Posted by Fernando Montero en 26 octubre, 2010

Saber adaptarse a los continuos y rápidos cambios que se producen en el mercado es la clave fundamental del marketing emprendedor. Y una transformación importante se centra en los hábitos de consumo de los nuevos consumidores. El emprendedor audaz debe olfatear cuáles son estos nuevos momentos de consumo para saber rentabilizarlos. Esta estrategia le va a generar oportunidades inéditas, incluso sin tener que cambiar el modelo de negocio. Y debe hacerlo con rapidez para que, cuando reaccione su competencia, sea ya demasiado tarde.

Para conseguir esta vuelta de tuerca, hace falta cambiar la forma de segmentar al público objetivo: en vez de analizar las tipologías de clientes hay que centrarse en las ocasiones de consumo. Pongamos un ejemplo: la marca de quesos Philadelphia detectó que existía un porcentaje de compradores que empezaba a consumir su queso untable en el desayuno, frente a la idea –que ahora se ha comprobado equivocada– de que se centraba, fundamentalmente, por la noche. Esto llevó a los responsables de la compañía a variar su comunicación, cambiando en su publicidad el momento de consumo a la mañana. El resultado fue la campaña Desayunos divinos, con la que consiguieron, en un año, que el porcentaje del consumo de Philadelphia en el desayuno pasara del 17,9% al 26,3%.

Otra posibilidad es la modificación del horario de apertura de un comercio. Aquí el emprendedor, de entrada, le tiene ganada la partida a la gran empresa por su mayor capacidad para reaccionar ante situaciones inesperadas. 

¿Cómo hay que plantear el horario de un negocio desde la óptica del Speed Marketing? Primero, teniendo en cuanta la experiencia pura y dura, y la observación de las exigencias del cliente. Segundo, huyendo de las rutinas y de las costumbres del sector, que posiblemente no haya sabido evolucionar como es debido a los nuevos hábitos de consumo. Más concretamente, para fijar tu horario debes tener presentes al menos estos dos elementos:

La actividad que desarrollas. Acostúmbrate a estudiar a conciencia, y cada cierto tiempo, las costumbres de tu sector y de tu público. No es lo mismo vender artículos de consumo diario que productos de compra esporádica, ni es lo mismo ofrecer servicios técnicos que requieren una presencia física en el despacho propio o del cliente, que servicios de consultoría que se pueden realizar a distancia o en horarios más extensivos. 

El cliente. Es muy posible que no se comporte de la misma manera durante todos los días de la semana ni durante cada una de las jornadas. En función de cómo sea su demanda, se puede organizar el horario de nuestro negocio. Si a unas horas tienes el establecimiento vacío y, sin embargo, fuera de lo que puede considerarse el horario habitual se llena, sería inteligente que retrasaras el horario de apertura y el de cierre para así adaptarte mejor a tu público. O, al revés, a lo mejor te interesa abrir antes de las 9.00 para captar a toda esa clientela que entra a esa hora en la oficina. Cuantas más oportunidades des a tus clientes, más prosperidad le proporcionas a tu empresa.

 Puedes leer más técnicas de marketing imaginativo en el libro SPEED MARKETING. Pincha aquí.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: