El consultor Juan Carlos Alcaide, director del Instituto de Marketing de Servicios (ISMI), recuerda una experiencia vivida en carne propia que le ocurrió en sus inicios empresariales. No se trata de una estrategia de recuperación de clientes perdidos, sino de sustitución por otro de similares características.

“Habíamos montado una consultora y, sin saber muy bien por qué, nos encontramos con que el 60% de nuestra facturación procedía de un banco. Cuando el responsable de los negocios de la entidad cayó en desgracia, perdimos al cliente y con él toda la base del negocio”.

“Superado el susto inicial, nos planteamos que teníamos que buscar gemelos en el mercado, que en nuestro caso, pasaba no tanto por hacernos con otra entidad bancaria, como por conseguir empresas que se organizasen en torno a sucursales y que dependiesen de equipos humanos y tarifas, en definitiva, que se organizasen de forma similar a un banco. Y las encontramos en agencias de viajes, de seguros, oficinas inmobiliarias, cadenas de franquicias…”. 

Aquí la estrategia consiste en buscar compañías que puedan suplir a la que se ha ido, bien porque es el mismo sector que ya dominas o porque es una estructura similar y puedes aportar tu know how.

 Puedes leer más técnicas de marketing imaginativo en el libro SPEED MARKETING. Pincha aquí.